miércoles, 3 de julio de 2013

Mi Gata (Puta Ociosa)

Hola. Hoy es 3 de Enero del 2016, y acabo de re-editar ésta puta mierda que escribí por allá por el 2013. Espero que leer ésta basura 2 años y unos meses después sea un poco menos asqueroso que la primera vez. Pero bueno, eso. Lean y callen.

---------------------------------------

Cuando era chico (a la tierna edad de 8 añitos), recibí a mi gata. Había tenido gatos antes, tuve gatos después, pero ella es especial: No ha muerto en mis manos.
Hoy, con 10 años de edad, mi gata ha sido mi mascota mas longeva. Gata, como suelen llamarle mis fríos e insensibles padres que espero no lean esto, o "Mashu", como yo la he apodado, es uno de los mejores gatos del planeta (como no, tenía que ser mío).

Ahora mismo, mientras un amigo me dice que va a ir a cagar a modo de excusa para dejarme de hablar en el chat, ella se encuentra sobre mis rodillas, a la vez que yo escribo esta cosa de artículo.

Puta Ociosa...
A continuación, les contaré algunas cosas sobre mi gata. Disfruten.

Es una Maldita floja:
La muy cerda ODIA MOVERSE. Así como lo lees: ella detesta moverse para realizar cualquier actividad. Hace unos días (mas de un mes o dos, no recuerdo bien), mi gata se encontraba tirada junto a una de las patas de mi cama. Entonces, mi hermana (que tiene 3 años), entró gritando boludeces como siempre. Entonces se le escapó una pelotita que traía en la mano. Esta fue a parar a una distancia no mayor a 15 centímetros de distancia de donde estaba mi gata, ¿Y saben que hizo la "señorita"? Una mierda. Así es, con su mejor cara de "me vale mierda" estiró su pata en un vano intento por tomar la pelota, pero como su pata solo llegó al catorceavo y medio centímetro, decidió retroceder, es decir, volver a esconder la pata bajo su cuerpo, y dormirse, así en el acto, como diciendo: "Lo intenté, no funcionó, al carajo...ZZZZZZZZ". Que hija de puta.

Le encanta jugar con los putos cables
Lo admito, no le he comprado un juguete nunca, ni tampoco pienso gastar dinero en un juguete para un gato, no soy imbeshil, pero: ¿Por que mierda juega con los cables? Auriculares, cargadores de teléfono y netbook, enchufes...TODO, nada se salva de las garras de la maldita Mashu. Cada tanto tiro al piso, a propósito, las pelotitas de goma y de plástico de mi hermana para que ella juegue con eso y me deje de romper las bolas, but no. Ella solo es feliz si tiene entre sus putas garras un cable (de preferencia, uno que esté conectado y pueda darle la corriente). Algún día saldré con la gata en la bolsa de basura listo para colgarlo en el arbol de la entrada de mi casa, y cuando algún vecino me pregunte como murió le diré: "Se electrocutó porque era estúpida".

Duerme encima mío:
Lo que oyes lees, sin rodeos ni cosa rara. Le encanta dormir encima de mi persona. Yo no se si soy muy suave, o si huelo bien (según mi ex-novia, no, tengo olor como a la gorra vieja y rota de esos tipos gordos y peludos que van a la cancha a alentar a su equipo preferido), o que se yo que mierda, pero ella AMA dormir sobre mi. Pero ojo, la cosa no termina acá. Si yo no estoy disponible para la función "cama" (porque estoy en la facultad, con amigos, en el baño, etcétera), ella tiene la solución: Dormirse sobre mi campera. ¿La peor parte? La campera es negra, así que, bueno, ésto es mas o menos lo que pasa:

Disculpen la calidad alcantarillesca de mi Celular, pero
se supone que esos son los pelos de mi gata en mi campera
negra de polar...la odio.

Ama rasguñar las plantas de mis pies:
Si. Por extraño que suene, hace un mes aproximadamente, agarró ese hábito: Mientras duermo, se escurre audaz y sigilosamente hacia mi habitación, como solo un gato ninja haría. Se aseguro de que esté cómoda, tranquila y placenteramente dormido metiendo su cola en mi boca (dato no oficial, es una especulación mía). Si ve que me muevo, se esconde bajo mi cama, pero si persiste el sueño, entonces ataca. Camina lentamente hacia la parte sur de la cama, habiéndose introducido previamente bajo las colchas y las sábanas de mi cama. Llega hasta su objetivo: Mis pies. Parece que supiera que duermo sin medias, y mi hermano con, puesto que a el no le ha hecho nunca esto. Entonces, cuando ya está en la perfecta posición, comienza un lento pero doloroso proceso de afilamiento de garras en mis queridas y adoloridas plantas de pie. Es probable (y cierto) que no sienta los primeros setecientos rasguños, pero al número setecientos uno, me despierto, al grito de: "¡Me caigo y me levanto!", y siempre la pateo sin querer. No esperen que me sienta culpable ahora, es decir, cualquiera pegaría una patada al aire si siente que sus pies arden, mientras que algo similar a una navaja realiza una incisión en la planta de las ya mencionadas pesuñas. Díganme, ¿Por qué debería sentirme mal? Que se joda.

--------------------------------------------------

En fin, eso es todo lo que tengo ganas de escribir ahora mismo acerca de este animalito de diox. Como habrán apreciado, no es la gata mas buena del mundo, pero a ella le chupa un huevo y, sinceramente, a mi también. A lo que voy es a lo siguiente: Es mi gata, y así sea una puta ociosa, sigue siendo mi gata, y si no me he tomado el trabajo de tirarla a un río o a algún canal cuando era una gatita pequeña (cuando es mas seguro que muera), ¿Por qué lo haría ahora que es grande y probablemente sobreviva, y vuelva a casa, y me sienta culpable, y deba recibir a un gato todo mojado y sucio? Ni mierdas.

Eso es todo.

PD: Aunque quisiera y tuviera ganas, no podría, siempre me compra con su mirada:

¿Verdad que se parece a Sasha Grey?



FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas