miércoles, 9 de diciembre de 2015

Filosofando Inútilmente - Sobre la Nostalgia

Hey, que tal, ¿Hay alguien ahí? parece que no (? pero en fin, es normal. Llevo al rededor de 3 años sin publicar (si no es que mas). Pero bueno. Estoy aquí nuevamente. Ésta vez para hablar de la nostalgia. Se que suena un tema serio, y vaya si lo es para éste tipo de blog, pero no se preocupen, lo trataré a mi modo. Ahora, a lo suyo.

______(E.P.Q.N.S.C)______

El otro día estaba en casa de un amigo. El tuvo un problema con una chica hace unos meses y dejó de hablarla. De hecho, quedaron bastante mal. Habíamos hablado mucho tiempo sobre eso, inclusive se podría decir que seguimos hablando de la misma caca cada vez que nos juntamos. Resulta que comenzamos a hablar de mujeres con  enormes traseros, antiguas compañeras a las que nos follaríamos brutalmente, y como hay que ser un pendejo de cuarta para dejar embarazada a una niña de 15 años teniendo uno 35, como es el caso de un viejo que conozco*. En fin, entre toda esa charla libidinosa sin sentido, recordamos nuevamente el conflicto con ésta pendeja del demonio, todo producto de uno de los tantos recuerdos que tira Facebook en el muro, donde salgo yo y la chica en una foto en la casa de mi amigo. Había pasado un año de eso, y la verdad es que nos sorprendió bastante como el tiempo  parece ir a toda hostia cuando uno está haciendo lo que sea. Sin embargo, lo peor no fue eso. Lo peor fue nuestra maldita y apendejada reacción al respecto. Comenzamos a pensar en que extrañábamos estar todos juntos en grupo (ya que la foto era de una juntada donde todos los del antiguo grupo de amigos comimos pizzas y eso en casa de mi amigo, pizzas que eran una mierda, por cierto), y que quizás sería buena idea volver a juntarnos todos.

Para ilustrar un poco mejor todo, déjenme comentar cómo fue todo en realidad. Cuando se pelearon, mi amigo y la chica se putearon a tal nivel que fue básicamente como decir "cómeme los huevos, no te vuelvo a hablar nunca". Mi amigo fue el que mas salió perdiendo, pero en fin, eso es otra cosa aparte. La cuestión es que intentar juntar al grupo después de semejantes insultos de por medio, traiciones, mentiras y tiempo sin hablar, podría resultar en varias cosas que me tomaré la libertad de alistar a continuación:

  • Un insulto por parte de algunos de los protagonistas de ésta historia, quienes piensen que es una absoluta pelotudes, tal y como ya sospecho, y una nueva pelea en el historial.
  • Una aburrida y completamente detestable reunión en la que todos terminen llorando, pidiendo disculpas, esbozando sonrisas y palabras falsas, y prometiendo volver a juntarse como antes, para nunca volver a verse y guardarse el mismo rencor.
  • Lo anteriormente mencionado, con la diferencia de que, en efecto, todo se arregla de verdad, volviendo a formar el grupo, con las mismas peleas, los mismos conflictos, y lo mismo por lo que se pelearon.
  • Nada.
Y yo creo que sucederá ésto último. Dudo que luego de semejante quilombo sea posible realizar un acto tan noble pero en circunstancias tan desfavorables como es una juntada para aclarar todo y tratar de dejar la situación lo mejor posible. La vida no es tan fácil.

Pero bueno. Éste artículo no es para darle un toque de racionalidad obvia a la idea utópica e imposible mas vieja del mundo de "todo volverá a ser lo que era". No. Nada nunca vuelve a ser lo que era. Pero coño, me voy por las ramas. No. No es para eso. Es para hablar sobre la maldita puta que nos condujo a tejer semejante intento de suicidio, al que quisimos llamar "volvernos a juntar".

Me refiero a la Nostalgia. ¿Por qué los humanos sentimos nostalgias? Y ya refiriéndome a la gente de mi país, ¿Por qué los argentinos somos así? Tan narigones nostálgicos. Nos encanta recordar viejas alegrías, atesorar momentos maravillosos, guardar triunfos y conquistas anteriores cuyo tiempo de gozo ya ha expirado, quizás hace años. Y no digo que recordar momentos felices esté mal (o quizás sí), pero es que hay veces que confundimos el verdadero propósito de la nostalgia. Estoy seguro de que muchos recurren a la nostalgia cuando se sienten de la verga. Están tristes, deprimidos, incluso tal vez aburridos. Es en medio de éstas terribles sensaciones donde algunos deciden acudir a su amiga la nostalgia, al grito de: "Me acuerdo cuando...", o el clásico: "Que bueno aquel momento cuando...". Y no. Eso es lo peor que uno puede hacer cuando se siente falto de distracción o de amor. o de lo que sea. Quizás estén diciendo ahora mismo: "¿De qué mierda habla éste infelí?". Yo te explico, maldito subnormal. La nostalgia no sirve de nada. Siempre solemos sobrevalorarla tanto como a los viejos triunfos, o a los antiguos compañeros de escuela, o a Death Note.

Sucede que la nostalgia nunca aporta nada positivo al estado de ánimo. Todo lo contrario. Y ésto puede ser entendido mediante el pinche análisis de sus dos formas máximas: El recuerdo feliz, y el recuerdo triste.

Nota: Cabe destacar que la puta nostalgia o melancolía se manifiesta de muchos modos, pero en su mayoría se puede clasificar como feliz o triste, según el momento de vida en que se mire, y ésto puede hacer a ésta clasificación algo bastante inútil, pero ustedes entienden, así que no jodan y lean.

Comencemos con la más fácil de putear: La Nostalgia Infeliz o Triste. En su forma menos buscada (o quizás la más), la Nostalgia Triste nos remite siempre a un recuerdo anterior que ha sido terrible, poco grato o, en algunos casos mas frecuentes que raros, que eran considerados felices pero, visto desde un punto mas maduro algunos años (a veces décadas) después, resulta en algo que restó mas de lo que sumó. Éste tipo de nostalgia es, desde el punto de vista de alguien que está mal y comienza a recordar, algo devastador. Si uno se encuentra mal por "X" o "Y" motivo, ¿Cual es el sentido de recordar cosas peores? A veces es inevitable recordar algunas cosas, puesto que el evento pasado es causa directa o indirecta del malestar actual. Por ejemplo, la siguiente cadena de pensamientos:

"Ay, ¿Por que soy tan desdichado? Si tan sólo no hubiera sido tan pendejo y me hubiera dado cuenta de que aquel contrato era una estafa. Pero es que no tuve opción." Seguido éste pensamiento del recuerdo de tal evento ficticio.

Como se puede apreciar, el pensar así no supone un beneficio real y efectivo para el presente del tipo, Porque simplemente se trata de recordar mierda en un momento de mierda. Y si de mierda queremos rodearnos, solo basta con ir a un festival Otaku, no entiendo por qué torturarse a uno mismo si se puede hacer lo anteriormente nombrado (aunque quizás sea una tortura quizás peor). Otro ejemplo sería:

"Hoy solo pudimos comer un pedazo de pan y un jarro de agua sucia para los siete de la familia. Pero bueno, al menos no fue como ayer, que ni el pan llegó a la mesa".

Ésto es incluso peor que el ejemplo anterior, puesto que dicho pensamiento no sólo nos hace recordar qué tan mal estuvimos ayer, sino que fomenta al cerebro a entender que posiblemente mañana sea igual o peor.

Con lo anteriormente expuesto, se puede entender fácilmente el por qué no es conveniente recordar momentos infelices del pasado cuando se es infeliz en el presente. Es inútil, deprimente, y nada beneficioso en un todo.

Ahora pasemos al Recuerdo Nostálgico Feliz. Si bien éste puede sonar gratificante al primer pensamiento, es igual o incluso aún más nefasto que el recuerdo Infeliz. Porque el recuerdo infeliz es algo que, de una u otra manera, se puede superar. Pero el momento feliz correspondiente a la nostalgia suele ser un recuerdo tan feliz, que probablemente no se repita, y no pueda ser superado por otro en un Ranking ficticio personal de felicidad, Es decir, al recurrir a la nostalgia feliz, estamos recurriendo a una manera verdaderamente ineficaz de tratar de volver a ser felices con algo que ya pasó. Y, sin embargo, el efecto deseado (el de ser feliz en el momento recordando una felicidad pasada), se termina convirtiendo en todo lo contrario. El recuerdo nostálgico de algo feliz deja una sensación en el pecho que, en un primer punto, puede parecer agradable, pero realmente es algo terrible. Es como una suerte de decepción, de desengaño. Por ejemplo, la siguiente cadena de pensamientos:

"No puedo creer que haya terminado conmigo. Recuerdo cuando estábamos juntos."

Éste tipo de nostalgia resulta mas fácil de ejemplificar. Está más que claro por qué éste tipo de recuerdos o pensamientos (que todos hemos experimentado alguna vez) es del todo menos alegre. Dudo que haya alguien tan falto de asfalto como para tener que explicarle ésto. Pero bueno. Pasemos a otro ejemplo:

"Como me gustaría volver a primaria/secundaria/ la universidad".

Éste tipo de pensamientos es igual de típico, e igual de dañino. Claramente es algo que no va a pasar, porque si se puede volver a hacer cualquier tipo de estudio de nuevo, pero no se volverá a ser joven otra vez, no se volverá descubrir lo que ya se descubrió, a tener los mismos compañeros, a ver con los mismos ojos, a equivocarse como ya uno se equivocó. Entonces, pensar de éste modo solo deja una posibilidad efectiva: entender que hemos crecido, que ya el tiempo ha pasado, que ya no se puede volver atrás y, en consecuencia lógica, ponernos tristes por todo ésto, y por otras cosas que no tengo ganas de nombrar.

Como se ha demostrado ya, la nostalgia del recuerdo feliz es tan o incluso más dañina que la nostalgia del recuerdo triste, porque es algo que ya pasó, que ya sucedió, y que se siente tan distante, tan lejano, que la imposibilidad de volver a ese momento, vuelvo al recuerdo feliz una especie de tortura bastante mas cruel que las de la inquisición, o que tener que seguir una serie tan larga como Gintama.

En resumen, y como conclusión, no, la nostalgia no es algo lindo, ni mucho menos bueno para tratar de alegrarse. De hecho, es un buen modo de volverse más gris, más amargado, más como los que creen que todo tiempo pasado siempre fue mejor. Ya lo dijeron muchos, desde George Gordon Byron, pasando por Alejandro Dolina, hasta el verdulero de la esquina que le gustan las obras barrocas: 

Toda nostalgia triste es un recuerdo que te amarga, y toda nostalgia feliz es un recuerdo cuya imposibilidad de volver a realizar es tan terrible que, de cualquier manera, termina amargándote.

Es por eso que yo recomiendo siempre estar mirando hacia adelante, hacia el futuro, aunque sea verdaderamente difícil y, en  la mayoría de los casos, imposible. ¿Cómo hacer para mejorar? ¿Qué libro puedo leer? ¿Qué anime puedo ver? ¿Qué debo estudiar para no reprobar? ¿Qué puedo escribir en mi blog de mierda que no tiene visitas? ¿Qué puedo hacer para que mi existencia no se convierta en un triste recordador, o peor aún, en un mero recuerdo?

A modo de excusa para aquellos que no pueden evitar recurrir a las nostalgias, debo admitir que hay una especie de placer ilógico, el cual soy incapaz de explicar, en ésto de las nostalgias y las melancolías. Muchos de nosotros, los melancólicos, no podemos evitarlo, quizás al despertar por la mañana luego de algún sueño, o peor aún, a la noche, sin dejarnos descansar. Sin embargo, debe hacerse de ésto algo positivo a la fuerza. Debe encontrarse alguna utilidad para la nostalgia, algo que sirva de ella, algún provecho. Si alguien lo consigue, por favor que me lo comunique, porque yo, hasta ahora, no lo he logrado, y me he sentido muy estúpido intentándolo.

Y ya para finalizar, un pedido muy especial para los genios del mundo que estén leyendo ésto: Por favor, agradecería mucho si alguno pudiera inventar una medicina (que no sea inyectable, por favor) para generar en uno el alzheimer. Creo que la sociedad sería perfecta si todos tuviésemos alzheimer desde la placenta. Que cada día nos despertemos sin recordar lo que pasó ayer. No habría corazones rotos, recuerdos dolorosos, se acabaría la muerte, las mentiras, los gobiernos, el dinero, las guerras, los fracasos, los triunfos, las estafas, y un enorme etcétera. Hay quienes me refutarán diciendo que si ésto pasara se perderían las fuertes amistades, los amores verdaderos, la familia y los buenos libros (que suelen ser largos). Pero yo les contesto: Nada de eso importaría, porque no lo recordaríamos.

Así que ya saben. Si alguien puede, por favor, que cree el alzheimer inducido. Eso sería bueno. O que cree prostitutas gratis. Eso sería mejor.

FIN

*
He modificado las edades para que no se sepa a quien me refiero. De cualquier modo, no es algo mucho menos imbécil que eso. Gracias.

2 comentarios:

  1. Tanto tiempo sin escribir un carajo! Felicidades por el regreso.

    ResponderEliminar

Visitas