sábado, 12 de diciembre de 2015

La esquina del Infierno

Hola. Bienvenido a otra historia en éste blog tan maravilloso y con tanto olor a una extraña mezcla entre la seriedad y la completa paparruchada. Yo aspiro que se acerque mas a éste último concepto, y creo que se nota. Sin más, vamos con éste peculiar artículo que seguro conseguirá hacerte entender que el calor es peor de lo que muchos giles creen. Vamos allá.

____(E.P.Q.N.S.C.)____

Últimamente paso bastantes horas de mis semanas en casa de un amigo. Dicho amigo vive cerca del centro, y por ende fue durante mucho tiempo el punto ideal de encuentro para juntarse. Pero mas allá de eso, yo voy porque tiene Xbox porque me la paso bien, y porque nos reímos mucho. Pero hay algo que detesto de ir hacia aquellos pagos. Me refiero a la esquina de Belgrano y Magallanes.

La misma que viste y calza.

No si se alcanzan a notar en la imagen cómo, sin ninguna edición de por medio, la casa de la esquina, esa que está pintada con aerosol, parece brillar con mayor intensidad que el resto de las cosas. Ésto no es casualidad. Ésto tiene una explicación sencilla: En esa zona, mas que nada en la zona exacta que da a la esquina, hace un calor indescriptible.

Al pasar por dicha esquina, la temperatura se duplica, mas solo sucede cuando hace calor, puesto que no he notado mas o menos frío cuando el clima es helado. Ésto se aplica con la siguiente forma:

Si en la provincia de San Juan hace X calor (Valor siempre positivo), entonces: Esquina de Belgrano y Magallanes = 2.X calor.

Osease:

San Juan = X
Esquina = 2X

Se entiende, ¿No?




Es increíble como debo caminar al rededor de 10, 15 cuadras hasta la casa de mi amigo, estando la esquina ubicada en la penúltima de las cuadras, y no transpiro en todo el viaje, sino hasta que llego a ésta esquina. No se para que salgo a trotar a una plaza como todo un imbécil cuando sencillamente podría pasar unas siestas aquí tomando mate, y no solo adelgazaría de tanto traspirar, sino que si junto el sudor en botellas me volvería el mayor de los santos en África, ya que podría saciar toda su sed. Estoy seguro de que si un tipo se acuesta en la esquina sin remera, y se pone un huevo (dicese del producto de gallina) en cada una de las axilas, éstos se freirán en menos de lo que usted pueda decir: "¡Dios! ¡Qué calor hace en la esquina!".

Hemos intentado, junto con mi amigo, explicar el por qué del excesivo calor en ésta maldita esquina. Hemos torturado a nuestros nada eficientes cerebros tratando de formular las mas contundentes explicaciones y teorías sobre semejante suceso. He aquí a lo que hemos llegado:
  1. La esquina de Belgrano y Magallanes es la zona mas cercana al núcleo de la tierra: Quizás la mas creíble de todas. Lo dicho. Es muy probable que la vereda esté construida exactamente encima del núcleo terrestre. Tanto así, que estoy casi seguro de que si uno saca una de las baldosas de la misma, puede presenciar el mismísimo centro de la tierra, con los peligros que ello conlleva. No lo hemos intentado porque tememos a las represalias de las viejas que puedan o no vivir en esa casa.
  2. La esquina es el Infierno: He visto a mucha gente pasar por esa esquina. Ir y venir. Todas lucían muy desgraciadas. En primer momento pensé que ésto se debía al insoportable calor. Pero ahora que lo he pensado mejor, quizás se trate de otra cosa. Quizás sean espíritus en pena que han pecado en su vida mortal, y ahora se encuentran vagando como almas en pena condenados al peor de los infiernos: La esquina de Belgrano y Magallanes. O quizás solo tienen calor. No lo sé.
  3. La pintura blanca: Hemos pensado que, quizás, la pintura blanca refleja el sol con mayor intensidad, sumado al reflejo de las baldosas y a los 38 grados que suelen caer en la esquina todo el día. Pero no hay pruebas contundentes de ésto. Y últimamente he llegado a pensar que es una estupidez.
  4. No lo sabemos.



Al ser no más que dos, máximo tres simples mortales tratando de discutir de ésto, probablemente el más correcto y único punto posible sea el número cuatro. No lo sabemos. Hemos intentado explicarlo tanto con tan poca seriedad que se podría decir que no hay explicación posible, al menos no una a la que nosotros podamos llegar aún. Quizás haya cosas que se encuentran mas allá de nuestro conocimiento en ésta esquina. Tal vez sea una prueba divina de Jehová, un experimento alienigena, una casa enojada o "caliente", como se suele decir en Argentina, o simplemente un lugar sin sombra. 

Lo cierto es que el otro día no pude evitar sacarle fotos para difundir su existencia en éste blog, para que futuras generaciones sepan que alguna vez, en algún lugar laberíntico de San Juan, hubo una esquina donde se podían alzar a viva voz los mas ingeniosos piropos creados con el menor de los esfuerzos. Ahora mismo, procederé a dejar listados algunos cuantos, para que el esfuerzo sea aún menor:

  •  No debería pasar por ésta esquina, señorita. Es bien sabido que con tanto calor, los bombones se derriten.
  • Oh, madame. ¿Hace calor, o solo es usted?
  • Disculpe mi atrevimiento, pero la vi desde aquella esquina y tuve que venir a saludarla. Quería saber si era usted real, o sólo un bello espejismo.
  • Que calor, oeo, que calor que siento yo.
  • Cuantas curvas y yo sin frenos. (Si la señorita se enoja, basta con apelar a que uno se refería a la esquina).



En fin. No creo tener nada mas que agregar acerca de semejante tortura para el caminante carente de movilidad automática mas que el que proporcionan sus mugrosas patas. Lo más curioso es que, y ésto es probablemente el punto mas importante de la historia, nunca he visto al propietario de esa casa. Muy probablemente mi amigo lo conozca, porque vive cerca de allí, pero yo me atrevo a dudarlo. Es más, estoy seguro de que si alguien se atreve a tocar la perilla hirviendo de la casa para entrar a la misma, encontrará un cadáver derretido, con una contextura en la piel muy similar a la lava, de alguien que seguramente se durmió en el sillón y se olvidó de cerrar las cortinas.


FIN

1 comentario:

  1. yo soy el amigo del que habla fede...no vengo a figurar si no a decir que esa esquina es inexplicablemente caliente!!!...

    ResponderEliminar

Visitas